ANÉCDOTA: SORPRESA EN EL AEROPUERTO LONDON HEATHROW

Anécdota: Sorpresa en el aeropuerto de London Heathrow

Hace algunos años, antes de ser Rosa y yo novios, decidimos ir a Escocia de vacaciones. Rosa quería mejorar su nivel de Inglés para sacarse el B2. Por aquel entonces ella no podía tomar ni gluten, ni lácteos, ni cerdo, ni tampoco cítricos.

El tema de las intolerancias y viajar nos pilló bastante novatos, y lo pagamos. No sabíamos si íbamos a poder comer en cualquier sitio, ni qué cosas adaptadas había en los supermercados. Por ello, Rosa, en su maleta de mano, metió pan sin gluten, fiambre y 16 bricks de leche de arroz y coco de 200ml. Nosotros sabíamos que en los aviones no te dejan introducir recipientes con más de 100 ml y llevábamos 16… Pensamos que si llevábamos un informe del médico diciendo que tenía que llevar eso porque no podría tomar otras cosas, no nos pondrían problemas en los controles de seguridad. Por lo que el médico nos preparó un informe en español en formato oficial y nosotros preparamos otro traduciéndolo al inglés, también firmado por el médico, pero en un folio sin formato.

Con nuestras maletas y con ilusión nos plantamos en el aeropuerto de Barajas. Hicimos el check-in y nos dispusimos a pasar el control de seguridad. Ahí cuando pasó la maleta de Rosa ya pusieron cara de sorpresa, pero enseñamos el documento del médico y no pusieron problemas, simplemente pasaron cada brick de leche por el detector de explosivos y listo. Pedimos disculpas por los inconvenientes provocados al personal de seguridad, los cuales fueron super educados y dijeron que estaban allí para ayudar, y que no nos preocupáramos.

Pasamos todo el vuelo charlando animadamente sobre los sitios que veríamos en Glasgow, repasando las excursiones que teníamos planificadas, hasta llegar a Londres. Nuestro viaje tenía escala en el aeropuerto de Heathrow antes de llegar a Glasgow. Ente vuelo y vuelo teníamos que pasar de nuevo un control de seguridad, aquí es donde empezaron los problemas. Mi maleta paso sin problema, pero la otra…

La otra maleta ya hizo que unos cuantos responsables del control de seguridad empezaran a poner malas caras. Lo primero que hicieron fue inmovilizar la maleta de Rosa y preguntar de quién era la maleta. Lo siguiente que hicieron, sin decirnos nada más, fue buscar a otro responsable de mayor rango de seguridad. Todo esto el tiempo pasando y nosotros pensando en la conexión con el siguiente vuelo.  Con malas caras ya se dirigió a nosotros el responsable increpándonos, “¿cómo se os ocurre llevar esto? ¿Cómo habéis conseguido llevar eso hasta aquí?…” Entre Rosa y yo le explicamos que ella tenía problemas de intolerancias alimentarias. El señor insistía que eso no podía pasar, que eran las normas. Nosotros le enseñamos el informe médico en español y la traducción que llevábamos en inglés. Seguían desconfiando de nosotros. Yo le decía a Rosa que tratara de explicar todo el tema de la alimentación, ya que ella conocía el vocabulario relacionado con la alimentación bastante bien. Trato de explicarlo (a mi juicio, decentemente, sabiendo que era su primer contacto en un idioma extranjero). Al final, después de muchas vueltas, nos dijo el encargado de seguridad que nos dejaba pasar las cosas, pero que el informe médico traducido tenía que estar en el formato oficial para próximas ocasiones, que él no tenía porqué creerse que estuviera lo mismo escrito en ambos papeles.

Sin tiempo para respirar salimos corriendo para la puerta de embarque que nos correspondía y llegamos justo a tiempo del comienzo del embarque. Una vez en el avión ya sí que respiramos, y a partir de ahí, todo fue genial.

Esta vez nos había pillado de novatos, pero para los siguientes viajes que hemos hecho ya procuramos investigar antes los supermercados y restaurantes para ver donde podremos comer. Pero esto os lo contaremos en otro post más adelante. También, para que os sirva de lección a vosotros, llevad siempre los informes médicos traducidos a inglés y en el formato oficial, no lo olvidéis.

¿Qué os ha parecido? Si habéis tenido experiencias parecidas, animaros y compartidla con nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.