BRÓCOLI CON BECHAMEL (SIN GLUTEN, SIN LÁCTEOS APLV, SIN SOJA, SIN FRUTOS SECOS, VEGANO)

Brócoli con bechamel (sin gluten, sin lácteos APLV, sin soja y sin frutos secosd)

Esta receta se la vi a mi madre cuando todavía tomábamos leche y hacíamos una bechamel convencional. Posteriormente, cuando mis intolerancias fueron a más, la abandoné pensando que sería improbable que saliera algo decente. ¿Cómo hacer una bechamel que fuera sin gluten, sin lácteos aplv, sin soja y sin frutos secos?Pues bien, no me iba a quedar con las ganas porque me encanta el sabor del brócoli con la bechamel, así que me dispuse manos a la obra y aquí tenéis el resultado:

Para compartir:

– 1 ramillete de brócoli.

– Agua, una pizca de sal (opcional).

Para la bechamel:

– 25 gr de aceite de oliva virgen extra.

– 25 gr de harina Mix C Dolci (Schär)

– 400 ml de leche de arroz calcio Provamel.

– 1 diente de ajo.

– Sal, pimienta negra y pan rallado.

Cortar el brócoli en ramilletes pequeños y lavar. Dejar en agua unos 5 minutos. Mientras tanto, calentar agua en una olla, con una pizca de sal (opcional, nosotros solemos hacer sin sal este proceso). Una vez hirviendo, añadir el brócoli y dejar cocer hasta que esté al dente. Para ello, comprobar con una aguja de pinchito, cuchillo o tenedor, pinchando de vez en cuando los ramilletes. Una vez este al dente, escurrir el agua y reservar.

En una sartén, calentar el aceite a fuego medio. Pelar y lavar el ajo, cortar por el medio y retirar también la raíz central. Añadir el ajo al aceite para darle sabor, retirándolo una vez que esté dorado. Reservar el ajo.

Agregar la harina para rehogarla en el aceite caliente, pero apartarla del fuego para realizar la bechamel. Incorporar la leche poco a poco, removiendo y deshaciendo los grupos con una espátula, siempre en la misma dirección. Si vemos que, una vez añadida toda la leche nos quedan grupos, podemos ponerlo en en el vaso de la batidora y pasarlo brevemente. En este momento (en la batidora), añadir el ajo picado y volver a triturar (le dará sabor a la bechamel, aunque es opcional). Volver a disponer la bechamel, aún líquida, en la sartén y calentar a fuego medio. Salpimentar al gusto. Remover en el mismo sentido siempre hasta que la bechamel tenga la textura apropiada.

Colocar los ramilletes de brócoli cocido en una fuente para horno. Verter la bechamel por encima, cubriendo toda la verdura. Espolvorear un poco de pan rallado sin gluten para hacer una pequeña costra. Gratinar en horno precalentado, a 200ºC hasta que esté dorado.

Si vuestra alimentación os lo permite, podéis añadirle unos trocitos de jamón en loncha, ya que contrasta muy bien de sabor. Otra opción, y dependiendo de vuestras restricciones, es añadir queso rallado (puede ser queso sin lactosa, o queso vegano de coco). Todas estas opciones ya son cuestión de gusto, a nosotros nos gusta más simple.

Deseamos que os guste y lo compartáis.

Puedes ver más recetas aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *