ALUBIAS CON CHIPIRONES (Sin gluten, sin huevo y sin lácteos)

 

Alubias con chipirones

Aunque estamos en una caída importante del consumo de legumbres, en nuestra casa se comen varias veces por semana, incluido en verano pero haciendo ensaladas con ellas.

En esta ocasión os traemos unas alubias con chipirones. Además de que las legumbres son fundamentales en nuestra alimentación, hay una gran ventaja añadida que es que, en este mundo de locos en el que vamos a la carrera, te permite congelarlas y descongelar la ración que necesites y tan sólo te hace falta calentar y comer. ¡Eso es un regalo! Somos lo que comemos y es indispensable que nuestra alimentación sea variada y tenga todos los nutrientes que podamos aportarle. Vamos a ver esta receta:

Ingredientes:
– 6 puñados generosos de alubias o judías blancas.
– Un trozo de puerro o de cebolla (como 1/4 de cebolla mediana).
– 1 diente de ajo.
– 1 hoja de laurel.
– Un par de cucharadas de aceite de oliva virgen extra.
– Agua.
– Sal (a gusto).
– 5 ó 6 chipirones.
– Otro trozo de cebolla (como 1/4 cebolla pequeña).
– 1/2 cucharadita de pimentón dulce de la Vera.
– Un chorrito de aceite de oliva virgen extra.

Poner en un cuenco las alubias (judías blancas) en remojo la noche anterior de su elaboración.

A la mañana siguiente, tirar el agua, enjuagar y poner en una olla. Añadir 1/4 de cebolla o puerro pelado y lavado, pero entero, sin picar. Agregar también la hoja de laurel lavada, el diente de ajo pelado, lavado y sin raíz (partido a la mitad) y las dos cucharadas de aceite. Cubrir de agua y poner a fuego medio.

Al principio de la cocción, espumar las alubias, retirando la espumilla que se crea por encima. Dejar cociendo con su tapa (con algún orificio pequeño para que evapore), durante una hora y media o hasta que estén en su punto (ni muy blandas ni demasiado enteras).

Revisar durante la cocción para ir agregando agua fría (o como dice mi madre, “asustar” las alubias) hasta cubrirlas y añadir sal a gusto una media hora antes de terminar la cocción.

Una vez que estén hechas las alubias, apartar la ración que se vaya a consumir y disponer el resto en tupper para congelar cuando se hayan enfriado (se congelan sin los chipirones).

En una sartén aparte, poner un chorrito de aceite. Mientras se calienta, pelar, lavar y picar la cebolla restante de la receta y agregar al aceite muy picadita. Lavar y limpiar los chipirones (si no estaban limpios previamente) y cortar en anillas. Cuando la cebolla empiece a ponerse tierna, agregar los chipirones y dejar que se hagan unos instantes. Cuando estén hechos, apagar el fuego y espolvorear el pimentón de la Vera por encima, mezclando bien los ingredientes y evitando que se queme el pimentón.

Finalmente, disponer los chipirones en la olla con la ración de alubias a consumir y calentar todo junto unos instantes. Servir caliente acompañado de una buena ensalada verde.

Nosotros compramos los chipirones y tras limpiarlos los congelamos. Es fundamental en todo lo que es pescado prevenir el anisakis, por lo que siempre congelamos más de 48 horas (pero no menos de 48h) todos los “bichitos” que vienen del mar. También podéis cambiar los chipirones por calamares, langostinos o gambas.

Esperamos que os guste y comparáis vuestras experiencias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.