BACALAO AL MODO DE YUSTE (SIN GLUTEN NI HUEVOS NI LÁCTEOS)

Bacalao al modo de Yuste

Como otras ocasiones, nos gusta llevar comer de nuestra tierra y llevar a Extremadura a otros sitios ahora que podemos. Nos gusta mucho este plato por lo sencillo y delicioso que es. La receta original es de “Cocina tradicional Extremeña” de Susaeta, donde hemos adaptado algunos ingredientes para eliminar los lácteos.

Es muy fácil de hacer y es una forma estupenda de que los niños tomen pescado, en caso de que “peleen” mucho al respecto. Para las noches de frío o en las que uno tiene mal cuerpo por un catarro o algo similar, entra de vicio. Así que, probadlo que os encantará:

Para 2 personas:
– 250gr de bacalao (como estará congelado y luego pierden agua en la descongelación, mejor sacad 350 gr para que a la hora de prepararlo quede en 250gr).
– 350 gr de patatas.
– 1 y 1/2 taza de leche de arroz calcio Provamel. (aproximadamente).
– 1 chorrito de aceite oliva virgen extra ó 1/2 cucharadita de margarina vegetal (en caso de que podáis).
– Sal a gusto.
– Un poco de pan rallado para espolvorear.

Descongelar el bacalao. Una vez listo, sin piel ni espinas, trocear en pedazos grandes y reservar. Pelar las patatas y cortarlas en trozos medianos.

Poner una olla grande a cocer con abundante agua. Una vez que esté hirviendo, introducir el bacalao y las patatas con un poco de sal.

Una vez estén listos el bacalao y las patatas, sacar primeramente el bacalao y, majarlo en un bol. Añadir posteriormente las patatas, aplastando con una espátula para hacer purés, hasta obtener una pasta homogénea.

Calentar el horno con la opción de gratinado.

Mientras tanto, agregar poco a poco la leche de arroz a la mezcla de bacalao con patatas, hasta que quede una pasta homogénea, ligera, pero no líquida, que tenga cuerpo (lo mismo os sobra leche de arroz).

Colocar la mezcla en una fuente o molde para horno (nosotros usamos los de aluminio de un sólo uso). Disponer un chorrito pequeño de aceite de oliva por encima (o en su defecto, unos trocitos pequeños de margarina vegetal) y espolvorear con un poco de pan rallado.

Introducir en el horno y gratinar hasta que esté dorándose un poco.

Ponemos un poquito de pan rallado ya que al no poner margarina ni mantequilla y sustituirlo por aceite ayuda a hacer una ligera costra crujiente fabulosa. Si no podéis tomar sal, con retirar el poco de sal del agua de la cocción será suficiente. Nosotros no usamos mucho la sal, y a veces no le ponemos, y está muy rico igualmente.

Esperamos que os guste y nos contéis qué os parece.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.