Bebida de avellanas con algarroba

Bebida de avellanas con algarroba

En mi día a día, con respecto a la alimentación, hay cosas que intento cambiar y mejorar. Una verdad ineludible es que los precios de los productos “especiales” son desorbitados y, a final de mes, se nota mucho en el bolsillo. Por el momento, aunque los dos tenemos alergias o intolerancias alimentarias en casa, solamente yo necesito productos especiales, sin gluten, sin lácteos y un largo etcétera, que encarecen la cesta de la compra.
Una de estas mejoras que estoy tratando de hacer y cumplir es preparar bebida vegetal casera. Como es evidente, dura mucho menos que la comprada, por tanto, hay que elaborarla y consumirla pronto. El pan y las bebidas vegetales son las dos recetas que realizo semanalmente, notándose en el monedero, en el paladar y, también, en el intestino.
En esta ocasión os traemos una bebida de avellana con algarroba, pero hemos estado elaborando más tipos que iremos compartiendo poco a poco con vosotros. Esta fue la primera que hice y tengo que decir que está… ¡¡¡buenísima!!! Normalmente, no tomo la avellana sola porque no me agrada especialmente su sabor en crudo o tostado, pero en la bebida vegetal está deliciosa, y el toque de la algarroba ni os cuento.
Esta bebida o leche vegetal de avellana con algarroba es super sana. Aquellos que podemos tomar frutos secos (que no es el caso de Nacho), nos beneficiamos de las fabulosas propiedades que tienen (en este caso de la avellana), grasas esenciales para nuestro organismo que lo nutren y le aportan calcio, algo que los que no podemos tomar nada procedente de la leche buscamos ansiosamente. También es cierto, que si nos ponemos a tomar puñados y puñados de frutos secos, nos pasaremos de grasas y, con ello, de calorías.
Por otra parte, tenemos la harina de algarroba. Si todavía no sabes lo que es la algarroba, es el fruto de dicha planta y que, para los que no debemos abusar del cacao, le da un sabor parecido, pudiendo sustituirlo perfectamente dándole el color y sabor semejante al cacao. Para un desayuno, es como tomar leche con cacao en polvo pero mucho más saludable.
El otro ingrediente fundamental, aparte del agua claro, son los dátiles. Esta forma de endulzar es muy sana, sobre todo si encontráis dátiles Medjool sin ningún tipo de aditivo. Nosotros los hemos encontrado, y dentro de toda la variedad de dátiles, el Medjool es el más dulce, parece que tomas un caramelo, dándole dulzor a nuestra bebida vegetal sin endulzantes artificiales y de forma natural.
Visto todo esto, ¿con qué aparato lo hicimos? Pues bien, me regalaron una máquina tipo Chufamix que realiza bebidas vegetales. Simplemente es un vaso con otro “vaso filtro” en su interior, y usando tu propia batidora puedes triturar todo y filtrarlo con ayuda de su mazo. ¡¡¡Es fantástico, rápido y muy fácil de limpiar!!! Os dejamos dos enlaces para que los veáis, además de proceder a ver la receta:
Ingredientes:
* 100 gr de avellanas crudas con piel.
* 750 ml de agua mineral o agua filtrada (no del grifo tal cual).
* 2 dátiles Medjool.
* 2 cucharaditas colmadas de harina de algarroba Naturgreen.
* 1 pizca de sal (opcional).
Poner las avellanas en remojo unas 8 horas. Pasado este tiempo, tirar el agua, lavar bien y escurrir.
Poner las avellanas y los dátiles, sin hueso y algo troceados, en el vaso filtro (y este en el vaso grande) de la Chufamix.  Agregar el agua al vaso y triturar un poco hasta que casi esté homogéneo. Agregar la harina de algarroba y la pizca de sal (opcional) y triturar de nuevo hasta que sea homogéneo.
Escurrir bien con la ayuda del mazo y verter en una botella de cristal. Refrigerar y consumir en 3 – 4 días.
Sólo de pensarlo me entra hambre, acompañada de unas galletas… ¡Por cierto, no tiréis las sobras, porque podréis hacer unas galletas maravillosas! Nosotros ya las hacemos y están buenísimas, así que tenemos también una merienda bien sana.
Como podéis ver, la pizca de sal es opcional. En las recetas con cacao en polvo realza su sabor, y en este caso es igual. Si no podéis tomar sal podéis obviarlo y hacerlo con los demás ingredientes.
¿Qué os ha parecido? A mí me ha cambiado totalmente la mentalidad en casa, y he reducido drásticamente la compra y consumo de bebidas vegetales de supermercado, prefiriendo las elaboradas en la cocina. Y a vosotros, ¿cuál es vuestra bebida vegetal favorita? Deseamos que os guste.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: