BROWNIE DE CHOCOLATE (SIN GLUTEN, SIN SOJA, SIN FRUTOS SECOS, VEGANO)

Brownie de chocolate (Sin gluten, sin soja, sin frutos secos, vegano )

Agradecemos a masalladelgluten.com a que haya compartido esta receta con el mundo, ya que así podemos aprender. En nuestro menú estadounidense de hoy, traemos este brownie al que le hemos hecho mínimas modificaciones.

Es enteramente sin gluten, sin lácteos -APLV, sin huevo, sin soja, sin frutos secos, y sin azúcar. Sustituyendo al azúcar lleva xilitol y un poquito de sirope de ágape (que hemos cambiado con respecto al original). Tampoco le hemos añadido chispas de chocolate (ya que las que encontré tenían trazas de leche). No lleva nueces, pero si podéis tomarlas, incorporadlas a la masa, ya que lo hará más “made in USA”.  Vamos a la receta:

Para un molde de 21cm x 21cm:
Ingredientes secos:
– 180 gr de harina de arroz Hacendado o Naturgreen (si podéis integral, mejor).
– 100 gr de Xilitol Narturgreen.
– 1 cucharadita de bicarbonato de sodio.

Ingredientes líquidos:
– 1 taza de puré de manzana (en masalladelgluten.com tenéis también la receta, pero pondremos un apéndice más adelante).
– 1 taza de agua (del mismo tamaño que la del puré de manzana).
– 5 cucharadas de aceite de girasol.
– 1 cucharadita de zumo de limón.
– 1 cucharadita de extracto de vainilla puro (si no tenéis o no podéis encontrarla, usad vaina de vainilla y raspadla en su interior, o poned una cucharadita de azúcar avainillado, pero ya llevaría algo de azúcar). Este ingrediente es Opcional.
– 1 cucharadita de sirope de ágave.

Otros ingredientes:
– 4 cucharadas de cacao en polvo Valor.
– 1 cucharada de semillas de chía molida (si no encontráis molidas, podéis usar un molinillo de café para molerlas).
– Chispas de chocolate (es Opcional y nosotros no pusimos).

Si no tenéis puré de manzana preparado, es el primer paso que tenéis que elaborar. Para ello, coger varias manzanas (3 por ejemplo), pelarlas y cortarlas en algunos trozos. Disponerlas en una olla con un poquito de agua y calentar a fuego lento hasta que estén muy tiernas y no quede nada de agua. Después, triturar con una batidora y reservar una taza para nuestra receta. Con el resto de puré de manzana, podéis guardarlo en botes y refrigerar para acompañar vuestros postres o vuestros desayunos.

Si tampoco tenéis semillas de chía molidas, añadir un puñado grande en un molinillo de café y triturar. Conservar en un bote de cristal.

Precalentar el horno a 180ºC. Preparar el molde, untándolo con aceite de girasol o aceite de coco y enharinar con un poco de harina de arroz.

Mezclar la cucharada de chía molida con 3 cucharadas de agua en un vaso, dejando reposar durante 15 minutos hasta que la mezcla quede “babosa” (a mí me recordaba al “flubber” jajaja).

En un bol grande, mezclar los ingredientes secos: harina de arroz, xilitol y bicarbonato (en caso de poner azúcar avainillado, incorporar aquí).

En otro bol o cuenco, poner el puré de manzana, la taza de agua y la mezcla de chía (una vez hayan pasado los 15 minutos). Remover bien y mezclar con ayuda de unas varillas. Agregar el cacao en polvo y seguir mezclando con ayuda de las varillas. Incorporar el resto de ingredientes líquidos: aceite, el zumo de limón, el extracto de vainilla (o la raspadura de la vaina de vainilla) y el sirope de ágave. Seguir mezclando bien con las varillas hasta que los líquidos se hayan integrado.

Agregar la mezcla de seca, poco a poco, a la mezcla líquida, removiendo continuamente, hasta obtener una masa homogénea, que no esté ni demasiado líquida ni demasiado espesa.

*En caso de poner las chispas de chocolate, éste sería el momento, incorporando a la masa algunos de ellos y reservando algunos para decorar el brownie, esparciendo sobre la mezcla una vez dispuesta en el molde (antes de introducir en el horno). También sería el momento de añadir nueces si así quisiéramos.

Finalmente, verter la masa en el molde e introducir en el horno precalentado, horneando los primeros 20 minutos con la placa de abajo (a ser posible) y pasado este tiempo, otros 15 minutos aproximadamente con las dos placas. Para comprobar si está hecho, abrir el horno pasado este tiempo y pinchar con un palillo o cuchillo para ver si sale masa. Si el palillo sale limpio, estará bien cocido, si sale con masa pegada, dejar cocer más tiempo hasta que esté hecho el brownie (comprobándolo de vez en cuando)..

Una vez sacado del horno y se pueda sacar del molde, desmoldar y dejar enfriar en una rejilla, cortar ya frío y servir en cuadraditos. Si podéis… resistíos a un solo trozo.

Esperamos que os gusten.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.