CALABAZAS DE HALLOWEEN DE NARANJA (SIN GLUTEN, SIN LÁCTEOS, SIN HUEVO, SIN SOJA, SIN FRUTOS SECOS).

 

Calabazas de Halloween de naranja (Sin gluten sin lácteos, sin huevo, sin soja y sin frutos secos)

Entendemos que en los tiempos que corren, hay muchos niños que les encanta el Halloween. Para ellos va esta receta, para elaborarlas en familia, pasando un rato divertido donde peques y grandes colaboren preparando este postre. Nosotros agradecemos a nuestros amigos que nos hayan cedido a sus hijas, dos de 5 añitos y una de 10 años. Hemos pasado una mañana super agradable, aprendiendo las peques a elaborar esta receta, pero ¡más les ha gustado comérselo!

 

 

 

 

 

 

 

La receta, algo adaptada en cantidades y en algunos ingredientes, es del libro “Platos para fiestas. Ideas divertidas para grandes y pequeños”. Tiene ideas fantásticas para cocinar dulces y platos de forma creativa, pero lo que más me gusta es que está pensado para hacer en familia. Vamos al lío:

Para 4 calabazas de naranja:

  • 4 naranjas.
  • 1 sobre de gelatina 0% azúcar sabor fresa de Hacendado.
  • 500 ml de zumo de manzana (usamos Hacendado).
  • 40 gr de azúcar.
  • Un poco de mermelada de fresa (para hacer de “sangre”).

Poner 250 ml de zumo de manzana en un cazo con 40 gr de azúcar. Cuando empiece a hervir, apartar del fuego y añadir el sobre de gelatina de fresa, removiendo constantemente con unas varillas hasta disolver bien el sobre.

Una vez disuelto, añadir otros 250 ml de zumo de manzana, pero frío, y remover de nuevo. Enjuagar un molde refractario con agua fría y verter dentro la gelatina aún líquida y dejar enfriar en el frigorífico 3 horas hasta que se cuaje (utilizamos los moldes de aluminio para horno, para luego desechar).

Mientras tanto, lavar las naranjas con agua caliente y secar. Cortarles una rodajita por debajo para que se aguanten de pie (haciendo de base). Por la parte superior, cortarles un círculo un poco más grande. Vaciarlas con una cucharilla, cortando la pulpa previamente con la ayuda de un cuchillo. Recortar los ojos y la boca con cuidado. Con la pulpa y el zumo sobrante, aprovechad para realizar un buen zumo de naranja. (Una de nuestras amigas se lo tomó en un santiamén).

Volcar la gelatina sobre una tabla de cortar (o hacerlo en el mismo molde de aluminio para horno). Picar la gelatina con la ayuda de un tenedor y rellenar las naranjas con ella. Usar una jeringuilla de repostería para pintar un poco de sangre en las comisuras de la boca.

Una sugerencia del libro es que, si se va a cocinar esta receta como postre para adultos, se puede aromatizar la gelatina con un poco de vodka (en concreto, 100 ml de vodka por 1 sobre de gelatina, completando el líquido con agua o zumo de arándanos).

Como nos encantan los Playmobil, y pensando en los niños, lo hemos decorado de esta forma tan peculiar, siendo nuestras pequeñas las colaboradoras en la decoración.

Deseamos que os guste y… happy Halloween!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.