CROQUETAS DE YUCA AL PIMENTÓN Y/O CON QUESO VEGANO (SIN GLUTEN, SIN LÁCTEOS, SIN HUEVO)

Croquetas de yuca al pimentón y/o queso vegano (Sin gluten, sin huevo y sin lácteos)

Como no podía ser menos… ¡volvemos con saga de croquetas!

Mi marido y yo fuimos un día a comer al Parador de Mérida. Allí Nacho probó unas magníficas croquetas de yuca y de esta manera me dio por investigar a cómo adaptarlas sin gluten. Como me suele pasar, doy con una receta que luego tiendo a destripar y adaptar. En esta ocasión, la encontré en www.quericavida.com

Eliminé algunos ingredientes, la adapté a sin gluten, sin lácteos y sin huevo e hice una versión vegana con queso de coco, y otra con pimentón de la vera. Vamos, que hice mi propia versión. El descubrimiento ha sido maravilloso. No sabemos cuál de las dos nos gusta más, si la del queso fundido o la del sabor aromático del pimentón de la vera. Pongámonos manos a la obra:

– 1200 gr de yuca.
– Queso mozzarella o cheddar de coco Violife, vegano. (Usamos en lonchas, pero también tenéis rallado, o en bloque). En cantidad, vamos usando más o menos queso en función de lo que vamos rellenando en las croquetas. Nosotros usamos unas 4 lonchas aproximadamente.
– 1 taza grande de leche de arroz Provamel, aproximadamente.
– 1/4 de taza grande de harina Mix Dolci Schär.
– Sal a gusto.
– Perejil picado a gusto.
– Pimentón de la vera dulce, a ojo.
– Harina de arroz Hacendado o Naturgreen, para rebozar.


Pelar, cortar en rodajas grandes y cocinar la yuca en abundante agua con sal durante 30 minutos o hasta que la yuca esté tierna al pincharla con un tenedor. Una vez hecha, escurrir la yuca y, retirarles la hebra central.

Machacar la yuca hasta que no queden grupos. Agregar la leche de arroz, la harina Mix Dolci y un poco más de sal.

Dividir la yuca machacada en dos partes. A la primera de ellas se le añadirá el perejil picado. A la otra mitad se le añadirá el pimentón de la vera dulce, a ojo, hasta tomar una coloración sonrosada.

Coger porciones de masa con cucharillas y formar las croquetas, disponiéndolas en bandejas (cada sabor por un lado). Una vez listas, coger las croquetas con perejil y, presionar en el medio de la croqueta para introducir pedacitos de queso de coco vegano. Cerrar cuidadosamente. Repetir hasta acabar con todas las croquetas de queso vegano.

Una vez listas, pasar todas las croquetas por harina de arroz para rebozarlas.

Nosotros no pudimos aguantar la tentación de probar a freírlas y comerlas, y están… ¡riquísimas! Un sabor totalmente sorprendente para nosotros, sobre todo para mí, que nunca había probado unas croquetas así. Congelamos las croquetas y así tenemos para otras ocasiones.

Deseamos que las disfrutéis tanto como nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.