DORADA CON LIMÓN AL HORNO (SIN GLUTEN, SIN LÁCTEOS, SIN HUEVO, SIN SOJA, SIN FRUTOS SECOS)

Dorada con limón al horno (Sin gluten, sin huevo, sin lácteos, sin soja y sin frutos secos)

Este plato es fácil, limpio y sencillo de hacer, pero lo mejor de todo es lo rico que está. Tiene pocos ingredientes, pero le dan un toque delicioso.

Es un plato estupendo para las fechas navideñas, que por su sencillez, os facilitarán el trabajo.

Para 2 personas:
– 2 doradas enteras, sin tripas ni escamas.
– Unos 150 gr de patatas (más o menos, en función de vuestro gusto con la patata, aunque lo ideal es que ocupe el fondo de la fuente de horno).
– 1 cebolla mediana.
– 1 diente de ajo.
– 1/2 limón.
– Un chorizo de aceite de oliva virgen extra.
– Perejil picado para espolvorear por encima.
– 1 vasito de vino blanco.

Precalentar el horno a 180ºC.

Pelar y picar el ajo muy menudo. Pelar y cortar la cebolla en aros finos. Por último, pelar y cortar las patatas en rodajas muy finas. Una vez lavado todo, disponer en una fuente de horno estos tres ingredientes, sazonar un poco y rociar con un chorrito de aceite de oliva. Meter la fuente en el horno y dejar que se vayan haciendo las verduras.

Mientras tanto, limpiar un poco las doradas, enjuagar y hacerles varios cortes en un lateral. Sazonar.

Cortar el medio limón en rodajas finas y, cada rodaja en su mitad, para introducir las mitades en los cortes de las doradas. Con el limón restante, exprimir un poco sobre el pescado.

Abrir el horno con cuidado, sacar la bandeja (habrán pasado unos 15 minutos aproximadamente) y colocar las doradas en ella, añadiendo el vino blanco, un poco de aceite y perejil picado a gusto.

Introducir de nuevo en el horno con la misma temperatura, y dejar cocinar durante 45 – 50 minutos, hasta que el limón esté dorado, y las patatas hechas. Veréis como la piel de la dorada va “burbujeando” y queda crujiente. Servir caliente.

Está buenísimo, y quedaréis como reyes, ¡con lo sencillo que es!

Otro toque que podéis darle es poner las patatas cocidas previamente (en lugar de crudas) y luego cortar en rodajas, introduciéndolas en la fuente de horno. También, podéis dorar los ajos en una sartén con un poco de aceite y rociar por encima del pescado una vez que las coloquéis en el horno.


¡Buen provecho!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: