Empanadillas de pisto sin gluten, sin huevo y sin lácteos

Empanadillas de pisto sin gluten, sin maíz, sin arroz, sin lácteos, sin huevo.

 

Esta receta de empanadillas está basada en las empanadillas del libro “Las intolerancias alimentarias en los fogones”, de Margarita Girona Hernández, editado por Punto Rojo Libros. Aquí podéis comprarlo. Después de echarle un vistazo, encontramos una cantidad de ideas fantásticas, pero cuando vi las empanadillas me volví loca. Os haremos una referencia al libro en la sección “Libros” para que conozcáis un poco más sobre él, está genial.
Como de un tiempo a esta parte me han restringido el consumo de arroz y de maíz, procuro buscar recetas cuyas harinas sean distintas, pero en el mundo del sin gluten… ¡es tan difícil encontrar recetas con masas donde el arroz y el maíz no estén presentes! Para mi sorpresa, esta receta es totalmente viable, por lo que me puse más contenta que unas castañuelas y me dispuse a cocinarlas, cambiando su relleno.
Las hemos elaborado en dos ocasiones, una las horneamos y, en la otra, las freímos, y tengo que decir que ganan mucho más fritas que horneadas. Sí… lo sé… horneadas son más sanas, pero por más que lo intento, no me saben igual que cuando es frito. También es cierto, que los alimentos fritos son casi inexistentes en nuestra casa, por lo que una vez cada cierto tiempo tampoco es preocupante.
Queremos agradecer desde aquí esta receta y este maravilloso libro de “Las intolerancias alimentarias en los fogones” a Margarita Girona Hernández, ya que también desde su experiencia y vivencia en el día a día con intolerancias, ha compartido con el mundo recetas adaptadas de platos normales y corrientes, usuales en cualquier casa y que todos echamos de menos en muchas ocasiones.
Vamos a ver cómo hacer estas empanadillas de pisto sin gluten, sin arroz, sin maíz, sin huevo, sin lácteos y sin soja:

Ingredientes para unas 6 -10 empanadillas sin gluten (según molde):

  • 45 gr de almidón de yuca/mandioca/tapioca.
  • 45 g de harina de quinoa. (También puede ser de arroz, como indica la autora). *Yo compro la quinoa y la muelo en Thermomix o en un molinillo o robot de cocina potente.
  • 50 ml de agua.
  • 50 ml de vino blanco.
  • 1/2 cucharadita de sal.
  • 15 gr de margarina al aceite de oliva, sin gluten y 100% vegetal.

Ingredientes para el relleno (y de paso, para comer o cenar al día siguiente):

Para 2 personas:
  • 1 berenjena.
  • 1 calabacines verde grande.
  • 1/2 cebolla grande.
  • 1 boniatos grande o 2 medianos (esto ya es cuestión de gustos. Como no puedo abusar de la patata, usamos boniato, pero también podéis utilizar patata).
  • Tomate frito a gusto (preferiblemente casero) o “falso tomate frito”.
  • Sal.
  • Aceite de oliva virgen extra.

Para preparar el pisto:

Poner en una sartén unas 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra aproximadamente (un fondo de aceite para sofreír las verduras).
Lavar todo: berenjena, calabacines, patatas o boniatos y cebolla. Pelar y picar la cebolla en trozos menudos y añadir a la sartén con el fuego medio. Pelar, lavar y cortar en cubitos pequeños la patata o el boniato (o batata) y añadir a la sartén. Remover mezclando con la cebolla. Picar en cubitos (con la piel incluida) los calabacines, y añadir a la sartén. Remover de nuevo mezclando todos los ingredientes. Pelar y lavar la berenjena. Trocear en cubitos y añadir a la sartén, removiendo y mezclando con todos los ingredientes del pisto. Poner sal a gusto. Remover todos los ingredientes hasta que estén bien cocinados, dorados y tiernos. Añadir finalmente el tomate frito (preferiblemente casero) o el “falso tomate frito” (ver nuestra receta de “falso tomate frito”), mezclar y reservar.

Para realizar la masa de empanadillas sin gluten:

Triturar la quinoa en un molinillo, robot potente o Thermomix en caso de que no tengáis harina de quinoa. Tamizar en un cuenco.
Poner en un cazo los líquidos (el vino blanco y el agua) junto con la sal y la margarina. Cuando rompa hervir, retirar el cazo del fuego, añadir el almidón de yuca y la harina de quinoa y mezclar todo bien con ayuda de una espátula de silicona. Dejar reposar la masa tapada con un paño durante unos 20-30 minutos.
Pasado el tiempo, espolvorear una superficie de trabajo con harina y estirar la masa con un rodillo, hasta dejar una masa fina (pero no excesivamente fina, que si no se rompe al formar la empanadilla). Cortar las formas con un vaso o molde, si tenéis, y poner un relleno de una cucharadita de pisto en cada una, situándola en el centro y hacia los lados (es mejor quedarse corto, que pasarse de relleno, ya que hay que cerrar la empanadilla y podría partirse la masa). Pegar los bordes con un poco de agua y aplastar con un tenedor para cerrarlas o un gadget apropiado para ello.
*Si horneamos: en horno precalentado a 180ºC una media hora aproximadamente, revisando que esté bien cocinado.
*Si freímos: disponer abundante aceite de oliva virgen extra en una sartén y, una vez bien caliente, freír las empanadillas hasta que estén doradas.
¡Estas empanadillas están increíbles! Son un auténtico vicio, siempre quieres más. Para nosotros ha sido un descubrimiento encontrar estas empanadillas sin gluten, sin arroz, sin maíz, sin lácteos, sin huevo, sin soja y sin frutos secos. Las hemos elaborado con ingredientes de origen vegetal, por lo que son totalmente aptas para vegetarianos y veganos.
Esperamos que os gusten estas estupendas empanadillas de pisto y reiteramos nuestro agradecimiento a Margarita Girona Hernández por compartir su experiencia y recetas con el mundo. Compartid vuestra experiencia con nosotros si os animáis a probarlas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: