ESPAGUETIS CON GAMBAS Y MEJILLONES (Sin gluten, sin huevo y sin lácteos)

Espaguetis con gambas y mejillones

Tengo que decir que en ocasiones me aburro de comer la pasta de la misma manera. En mi búsqueda, encontré esta receta en “Cocina para celíacos” de Libro Divo, la cual adapté a mi manera, sabiendo mis restricciones.

El sabor es magnífico, con el toque de los mejillones y las gambas, con la salsita que se crea. ¡Delicioso! Vamos allá:

Para 2 personas:
– 150 gr de espaguetis (nosotros usamos los que traen en Mercadona).
– 200 gr de gambas congeladas.
– 1 lata de mejillones en escabeche.
– 1 cebolla mediana.
– 1 diente de ajo.
– 1 zanahoria.
– 125 – 150 gr de nata líquida de arroz Provamel.
– Tomillo, laurel y perejil.
– Un pellizco de azafrán.
– 2 cucharadas de aceite de oliva.
– 1 cucharada de margarina vegetal 100%.
– 1 vasito (de los de vino) con vino blanco.
– 1 vaso (de los de agua) con agua.
– Sal y pimienta.

Pelar, limpiar y picar menudo la cebolla, el diente de ajo y la zanahoria (en cubitos esta última).

Calentar el aceite y la margarina vegetal (la podéis hacer sin margarina también, ampliando con una cucharada más de aceite) en una sartén y rehogar las verduras picadas a fuego suave unos 8 minutos. En este tiempo, removerlas de vez en cuando.

Añadir las gambas descongeladas y rehogarlas con las verduras. Agregar a la sartén el vino blanco, el agua, el tomillo, el laurel y el perejil, sal y pimienta. Tapar la sartén y dejar que cueza todo junto durante 15 minutos.

Añadir entonces los mejillones en escabeche con su caldo, el azafrán y la nata líquida. Bajar el fuego y dejar que cueza todo junto durante 5 minutos más.

Mientras tanto, cocer los espaguetis siguiendo las instrucciones del paquete.

Cuando la pasta esté lista, colarla y agregarla a la sartén con la salsa de verduras, gambas y mejillones. Dejar que se caliente todo junto unos 2 minutos.

Servir en una fuente o en platos individuales.

Si ya acompañáis esta pasta de una buena ensalada verde… tendréis un menú riquísimo.

En el libro se comenta que también se puede hacer con mejillones naturales, previamente limpios y cocidos o con mejillones cocidos congelados.

Deseamos que os guste.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: