FRITE EXTREMEÑO (SIN GLUTEN, SIN LÁCTEOS, SIN HUEVO, SIN SOJA, SIN FRUTOS SECOS)

Frite extremeño (Sin gluten, sin lácteos, sin huevo, sin soja y sin frutos secos)

En mi pasión por conocer más los platos de mi tierra, me puse a investigar. Si bien es cierto, me motivó una historia de la familia de mi marido, así que quería traer de nuevo esas sensaciones al corazón de los que quiero.

Por ello, di con esta receta de frite extremeño de cordero. Especifico de cordero ya que también es usual hacerlo de cabrito. La receta es del libro “Cocina tradicional extremeña” de Susaeta, aunque he hecho algunas variaciones en algunas de sus cantidades y sus ingredientes, para así parecerse más al frite que conocían en la familia.

Después de la experiencia de haberlo probado, tengo que decir que es sencillísimo, además de exquisito. Me ha sorprendido gratamente este magnífico plato, pero sobre todo, la cara de felicidad de mi marido y mis suegros.

Para 4 personas:

– 1 kg de carne de cordero deshuesado. (Usamos carne de pierna, y los huesos… para hacer un caldito y unas magníficas croquetas de cordero y ternera).
– 4 dientes de ajo.
– 2 cucharaditas con colmo de pimentón de la Vera.
– 1 hoja de laurel.
– 1/2 litro de vino blanco.
– Un poco de agua.
– Sal y aceite.
– 6 patatas medianas.

Si tenéis la suerte de comprar la carne ya deshuesada fantástico. Si no, deshuesar con cuidado la pierna de cordero. Trocear la carne en trozos irregulares y espolvorear con sal.

En una cazuela con bastante aceite hirviendo, sellar y dorar durante un rato la carne de cordero, espolvorearla con el pimentón de la Vera, añadir el laurel y el vino blanco. Ayudarnos de una cuchara de silicona para disolver el pimentón y dejamos cocer a fuego medio, cubierto con una tapa.

Mientras tanto, machacar los cuatro dientes de ajo con un pellizco de sal y agregarlos a la carne, mezclándolo bien.

Cocer la carne durante 45 minutos o hasta que la carne esté tierna. Si a media cocción vemos que le falta líquido, añadir agua caliente para que siga cociendo. Aunque la receta original dice que se consuma todo el vino, en la receta familiar dejaban la carne con el caldo, por ello, lo hemos dejado así, y será necesario añadir un poco de agua.

Mientras se cuece la carne, pelar las patatas y cortarlas en gajos para freír en aceite bien caliente. Ir sacando las patatas fritas y reservar en un fuente, tapada, para mantenerlas calientes. Salar al gusto.

Servir en los platos las patatas y encima el frite extremeño, impregnando bien las patatas del caldito del guiso.

¡Está fantástico! Ya tengemos quienes piden comerlo, jejeje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.