SHORTBREAD COOKIES (GALLETAS DE MANTEQUILLA ESCOCESAS VERSIÓN VEGANA).

Shortbread cookies

(Galletas de mantequilla escocesas versión vegana)

Nos encanta Escocia y creo que no es la primera vez que lo decimos. Por eso me gusta cocinar platos de allí que me recuerden los buenos momentos que hemos pasado Nacho y yo y las buenas comidas que hemos probado en diferentes lugares. Una de esas recetas típicas de repostería son las Galletas de mantequilla, las cuales hemos adaptado para elaborarlas sin gluten, sin lácteos y sin huevo.

Esta es una de esas recetas típicas pero en versión vegana, ya que las galletas de mantequilla llevan eso, mantequilla de vaca por un tubo. Pero un día me dio qué pensar y me dije… “si nosotros compartimos recetas de aquí por nuestras intolerancias, ¡seguro que hay gente de allí que también lo hace!”. Y me puse manos a la obra en la búsqueda, encontrando una página web que me encanta y de la cual tengo que probar más recetas, todas veganas y sin gluten (www.unconventionalbaker.com) aunque en inglés (con eso no se me oxida el idioma).

Antes de empezar con la receta recordar que tenemos las recetas para un menú escocés completo

La receta es íntegra de esta página web que os comentamos aunque hemos retocado un poco. Están genial, así que vamos a ello:

Ingredientes para elaborar las Galletas de mantequilla:

  • 1/2 taza de aceite de coco (ablandada, no líquida) o margarina vegetal (en nuestro caso, aceite de coco ablandada, pero tenemos que probar la otra versión con margarina).
  • 1/3 taza de sirope de arce.
  • 2 y 1/4 taza de harina sin gluten con las siguientes mezclas:
  • 1 taza de harina de arroz integral.
  • 3/4 taza de almidón de tapioca.
  • 1/2 taza de harina blanca de arroz.
  • 1/2 tsp (cucharas medidoras) o 1/2 cucharadita de goma guaro o goma xantana (nosotros xantana).
  • 1/4 top (cuchara medidora) o 1/4 cucharadita de extracto puro de vainilla (como no tenía en casa, pusimos la vainilla de una vaina raspada).
  • 1 pizca de sal.Precalentar el horno a 175ºC – 180ºC. Forrar una bandeja de horno con papel de horno. Preparar la encimara con dos papeles de horno y poner a mano un cortapizza o un tenedor.Colocar la mantequilla o aceite de coco en un tazón grande y batir con la batidora de varillas hasta que esté cremosa. Agregar el sirope, la sal y la vainilla y mezclar una vez más con las varillas para combinar. Agregar las harinas y usar una cuchara de madera o espátula de silicona para mezclar.

    Posteriormente, amasar a mano, hasta obtener una bola homogénea. Si está seco, añadir un poco más de sirope; si en cambio está húmedo, añadir harina poco a poco. *Nosotros tuvimos que corregirlo añadiendo ambas, sirope y harina.

    Formar una bola para después aplanar en un disco. Estirar la masa entre los dos papeles de horno hasta medio centímetro de espesor. Usar un cortapisa o corta pasta para cortar en rectángulos (se puede usar regla incluso).
    Con cuidado, pasar a la bandeja de horno, separándolos levemente. Reutilizar toda la masa hasta acabarla. Agujerear las galletas con un tenedor.

    Hornear 15 minutos hasta que los bordes empiecen a dorarse un poco. Sacar del horno y dejar enfriar en rejilla.

    Aunque al sacarlas del horno no estén aún duras, se endurecen cuando se enfrían. Guardar en una lata o en un tupper. Acompañadlas de un buen té (en casa tenemos té escocés que nos trajimos de allí) y tendréis una maravillosa merienda.

    Y a vosotros… ¿os gustan las pastas escocesas? Esperamos vuestras respuestas, y animaos a realizar éstas y compartir con nosotros vuestra experiencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.