Humus sin gluten

Hummus sin gluten

La verdad que no recuerdo bien cuándo fue la primera vez que nos dio por preparar este maravilloso aperitivo, pero la verdad es que desde que llegó se quedó con nosotros. Es uno de esos aperitivos para una cena con amigos, con la familia o para los miembros de la casa en una cena de picoteo.

Esta receta de humus sin gluten o crema de garbanzos, está un poco adaptada del libro “Cocina sin gluten. Un delicioso viaje culinario para celíacos” de la editorial Susaeta. Hemos adaptado algunas proporciones, así como no usamos el caldo de ave para triturar los garbanzos, sino de verduras o el propio caldo de la cocción de los garbanzos, que es como nos gusta.

Me encanta, especialmente en verano, dejar cocidos los garbanzos para ensaladas y reservar algunos recipientes para picotear hummus en diferentes ocasiones. Hay quienes utilizan garbanzos cocidos de bote, pero como suelen llevar algunos conservantes que, en mi caso no puedo tomar, preferimos hacerlos en casa y congelar después.

Seguramente, habrá casas en las que algunos niños no quieran ver los garbanzos muy cerca, y de esta manera, podéis probar una forma diferente de tomar los garbanzos, semejante a un paté, aunque con otros ingredientes que aromatizan y saben de forma distinta. Vamos a ver cómo hacer este fantástico hummus, que de forma natural, no contiene gluten, lácteos, lactosa, huevo, soja, ni frutos secos:

Ingredientes para el humus sin gluten:

  • 200 gr de garbanzos cocidos.
  • 40 gr de tahini tostado (o crema de sésamo).
  • 1 diente de ajo pequeño.
  • Caldo de ave (según libro), caldo de verduras o caldo de la propia cocción de los garbanzos, a gusto (estas dos últimas opciones son las que hemos usado nosotros cuando lo hemos preparado).
  • Zumo de 1/2 limón pequeño.
  • Una pizca de sal.
  • Un poco de aceite de oliva virgen extra.
  • Una pizca de perejil.
  • Un poco de pimentón dulce de la Vera.
  • Pan, tostas o triángulos de maíz (tipo nachos).

Si no tenéis garbanzos cocidos, dejar éstos en remojo la noche antes (o unas 12 horas) y después cocer en agua con un poco de sal hasta que estén tiernos. Apartar la ración correspondiente para preparar el hummus.

Poner en un vaso de batidora los garbanzos, el tahini, el ajo pelado y lavado (sin la raíz), el zumo de limón y una pizca de sal. Triturar lentamente mientras añadimos poco a poco el caldo de verdura o caldo de cocción de los garbanzos, hasta obtener una crema de textura lisa, sin grumos, pero algo espesa.

Disponer en un cuenco la crema de garbanzos, añadir un chorrito de aceite de oliva virgen extra, un poco de perejil picado fresco y pimentón dulce de la Vera. Servir junto con pan, tostas o triángulos de maíz (tipo nachos).

Deseamos que os guste esta maravillosa y sencilla receta, apta para muchas intolerancias y alergias alimentarias. Esperamos vuestros comentarios sobre cómo os gusta más tomar el hummus.

 

VER MÁS RECETAS DE APERITIVOS SIN GLUTEN, SIN HUEVO Y SIN LÁCTEIS AQUÍ

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: