Pasta rápida con dátiles y fruta desecada
¿No os pasa nunca que tenéis días infinitamente largos, con muchas cosas que hacer, reuniones fuera de casa y no os queda ni un ratito para cocinar? ¿No os quebráis la cabeza teniendo que pensar en más de una ocasión qué plato preparar para llevaros al trabajo en los días que coméis allí? Pues bien, este plato nació precisamente de esas cuestiones. Un plato rápido y energético para esos días interminables y eternos en donde necesitáis un plus para aguantar el día.
Esta pasta rápida con dátiles, frutos secos y fruta desecada es íntegramente sin gluten, sin lácteos, sin huevo y sin soja. Es apto para vegetarianos y veganos. En esta ocasión hemos incorporado frutos secos, ya que este plato nació como una necesidad en los días en los que me quedaba en el trabajo a comer o tenía que ir y venir muy rápido, por lo que no comía con Nacho.
Evidentemente podéis poner todas las variantes que queráis, el fruto seco que más os guste o la fruta seca que más os apetezca. ¿Por qué he utilizado estas en concreto? Pues bien, el dátil es una fruta cuya carne es jugosa, sobre todo desde que descubrí el dátil Medjool, tiene una cantidad importante de azúcares que presenta naturalmente y proporcionan muchísima energía. Las almendras son las reinas de los frutos secos, aportando grasas saludables además de calcio entre otros nutrientes. Y finalmente, los arándanos rojos desecados, un gran aliado contra determinadas infecciones, fundamentalmente urinarias. Estas son las razones por las que usé estos “añadidos” al plato de pasta. Además, la mezcla de dátiles con los frutos secos me recuerda a los platos de arroz al curry, los cuales me fascinan.
Vamos a ver este plato de pasta rápida con dátiles, frutos secos y fruta desecada:
Ingredientes para 1 persona:
  • 70 gr de espaguetis sin gluten. Nosotros usamos de maíz, arroz y quinoa, pero podéis usar la pasta sin gluten que más os guste: de trigo sarraceno, de legumbres…
  • Dátiles Medjool.
  • Almendras con piel naturales.
  • Arándanos rojos desecados.
  • Agua.
  • Sal.
  • Aceite de oliva virgen extra.
Cocer la pasta sin gluten en un olla con abundante agua, una pizca de sal y un chorrito de aceite de oliva, siguiendo las indicaciones del paquete.
Mientras tanto, en un plato, o en un tupper si os váis al trabajo, trocear los dátiles, incorporar un puñado de almendras naturales con piel y un puñado de arándanos rojos.
Una vez esté lista la pasta, colar y añadir al plato o tupper, añadir un chorrito de aceite de oliva virgen extra, mezclar bien los ingredientes y comer o guardar para más tarde.
Ya veis, rápido, fácil, energético y delicioso. Todo junto especialmente para los días ¡intensos!
Otras opciones que podéis añadir son pasas, orejones, bayas de goji, alguna semilla de calabaza o de girasol… las opciones son innumerables y todas exquisitas y saludables. Esperemos que os guste.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: