POLLO FRITO AL ESTILO AMERICANO (SIN GLUTEN, SIN HUEVO Y SIN LÁCTEOS APLV)

Pollo frito al estilo americano

Tengo que reconocer que siempre he tenido curiosidad en este plato, y tengo que decir, que está buenísimo. Hemos modificado algunos ingredientes, tanto en cantidad como en eliminación de algunos de ellos, como por ejemplo, evitando así los frutos secos (llevaba nuez moscada). Hemos suavizado algunos ingredientes, ya que no nos gustan las comidas excesivamente picantes, sino en su justa medida, que le dé el sabor y el toque apropiado pero sin pasar por tener molestias intestinales después.

Lo acompañamos con salsa barbacoa y le daba un toque muy rico, aunque de por sí, solas, tenían un sabor estupendo. También pusimos pan de ajo y perejil (Nuestro pan de ajo) para degustar más sabores. No las acompañamos de patatas fritas, pero si queréis ya el toque “made in USA”, hacedlo. Vamos allá:

Para 2 personas:
– 1 bandeja de alitas de pollo.
– 100 gr de maicena.
– 50 gr de harina de arroz Hacendado o Naturgreen.
– 25 gr de harina de garbanzo Las Panaeras.
– 1 cucharadita de tomillo.
– 1 cucharadita de pimentón dulce de la Vera (siempre de la Vera, por favor).
– 1/2 cucharadita de curri casero (Nuestro curry casero)
– 1/4 de cucharadita de pimienta negra molida (nosotros la molemos en casa con molinillo o con el mortero).
– 1 diente de ajo.
– Agua helada (muy muy fría).
– Sal.

Lavar las alitas de pollo y reservar.

En un cuenco grande, mezclar las harinas y todas las especias, hierbas aromáticas, el diente de ajo muy picadillo y sal a gusto. Pasar la mitad de esta mezcla a otro cuenco.

Incorporar al cuenco grande el agua helada hasta conseguir una masa con una textura como de natillas ligeras. Echar el pollo en esta masa, remover hasta que todas las alitas se impregnen bien y tapar el cuenco con film transparente. Si usáis un tupper de cristal con tapadera de plástico, como hicimos nosotros, tenéis todo bien conservado y cerrado con su tapa. Dejar en el frigorífico durante al menos 3 horas.

Pasado el tiempo, calentar abundante aceite (nosotros usamos de oliva, pero en el libro ponía aceite de maíz) en una sartén honda o en una freidora. Sacar de una en una las alitas de pollo del rebozado, pasarlo por la mezcla seca de harinas y especias, y freírlas en el aceite muy caliente. Cuando tomen un color dorado, retirar las alitas de pollo con unas pinzas y dejarlas escurrir sobre un papel de cocina para que suelte el aceite sobrante.

Servir inmediatamente acompañada de la salsa barbacoa, pan de ajo y perejil y si podéis más… con unas patatas fritas al estilo “french fries”.

Deseamos que os gusten y que las compartáis con vuestros amigos y familiares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.