SAMOSAS DE CORDERO (SIN GLUTEN,SIN HUEVO Y SIN LÁCTEOS)

 

Samosas de cordero

(sin gluten, sin huevo y sin lácteos)

Esta receta la hicimos hace poco para comer y generan gula en quien las prueba. ¡Están buenísimas! Un compañero y amigo del trabajo las había probado, con gluten y vegetarianas, en el Reino Unido y decía que las recordaba exquisitas. Eso me dio la pista a hacerlas de nuevo pero veganas, y así haremos más adelante.

La receta es del libro “Cocina sin gluten. Un delicioso viaje culinario para celíacos” de Susaeta, aunque con algunas variaciones en medidas. Aunque pone que es para 4 personas, nosotros que somos un par de glotones, nos las comimos entre los dos.

Tengo que decir que con esta receta, descubrí una masa que puede usarse también para hacer empanadillas saladas rellenas.

Las samosas son perfectas para un almuerzo, cena, o como aperitivo en vuestros eventos con amigos y familiares. Por el sabor que le dan las especias, podríais omitir la sal en caso de no poder tomarla.

Vamos a ello:

Para el relleno:

– 420 gr de carne de cordero picada (usamos paletilla deshuesada, la cual picamos en casa con nuestra Clatronic, evitando aditivos y conservantes de esta manera).

– 1 cebolla.

– 2 dientes de ajo.

– 1 rama de menta (como no teníamos, pusimos hierbabuena, y también estaba buena).

– Un poco de jengibre en polvo.

– Zumo de 1/2 limón.

– 1 pizca de curri (el nuestro es casero, lo pondremos próximamente).

– 1 pizca de pimentón dulce de la Vera.

– 1/2 cucharadita de semillas de comino.

– Aceite de oliva virgen extra.

– Sal.

Para la masa:

– 225 gr de Harina Procedí más 2 cucharadas más de harina. (para conseguir la textura ideal).

– 150 ml de agua.

– 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra.

– Un poco de sal.

En un cuenco, disponer la harina y salar al gusto, mezclar y formar un volcán con la harina. Agregar el aceite y el agua tibia y, trabajar la preparación hasta obtener una masa suave. Formar una bola y dejarla en el cuenco, cubrir con un paño de cocina y dejar reposar a temperatura ambiente durante 30 minutos.

Mientras tanto, pelar y picar la cebolla y los ajos. Sofreír en una sartén con un chorro de aceite hasta que estén dorados.

En ese momento, agregar la carne picada, condimentar con la sal, las especias y con el jengibre en polvo. Sofreír la carne removiendo con una cuchara hasta que esté dorada pero jugosa. Retirar del fuego y añadir la menta (o hierbabuena en nuestro caso) y el zumo de limón. Mezclar y reservar.

Una vez terminado el tiempo de reposo de la masa, dividir la masa en 12 partes y elaborar bolas con las manos (previamente enharinadas). Enharinar la superficie de trabajo y extender las bolas de masa hasta forma círculos de unos 15 cm de diámetro y 5 mm de grosor.

Dividir cada círculo en dos mitades iguales y formar un cucurucho con cada parte. Rellenar con la carne y cerrarlas, humedeciendo antes los bordes con un poco de agua, como se hace con las empanadillas. Reservar.

Calentar abundante aceite en una sartén y freír las samosas hasta que estén bien doradas. Escurrir el aceite con papel absorbente de cocina y servir bien calientes.

¡Deseamos que os gusten y compartáis con nosotros vuestras experiencias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.