TORTILLITAS DE CAMARONES

Tortillitas de camarones

Esta receta de Tortillitas de camarones nos encanta en este tiempo de verano. Nos recuerda a playa, vacaciones, relax. Parece que no, pero los platos también nos llevan a sensaciones, y ésta de tortillitas de camarones nos fascina especialmente. Aprovechamos para comprar los camarones en nuestra pescadería de confianza y así elaboramos esta maravillosa receta libre de gluten, lácteos-aplv, huevo, frutos secos o soja.

Sabemos que las tortillitas de camarones originales se hacen con harina de garbanzo, o mezclando la harina de garbanzo con otra harina. Debido a que tengo restringido el consumo de garbanzos, hemos adaptado esta receta a mis necesidades y las hemos elaborado con una Mix de harina, en concreto Mix Dolci de Schär. Vamos a ver la receta:

Ingredientes para 2 personas, aproximadamente:

  • 70 – 80 gr de camarones.
  • 1/4 de cebolla picadita.
  • Perejil picado a gusto, preferiblemente fresco.
  • 90 gr de harina Mix Dolci de Schär.
  • 1/2 cucharadita muy rasa de levadura en polvo.
  • 80 ml de agua, aproximadamente.
  • 1 cucharada generosa de vino blanco.
  • Sal.
  • Aceite de oliva virgen extra.

Tamizar la harina con la levadura y mezclar con el agua y el vino con ayuda de unas varillas, removiendo manualmente hasta obtener una mezcla homogénea sin grumos. Añadir la cebolla picada, el perejil, un poco de sal y los camarones. Mezclar de nuevo con las varillas y dejar reposar.

Mientras tanto, calentar aceite de oliva virgen extra, en abundancia, en una sartén. Cuando el aceite esté caliente, echar cucharadas de la pasta de camarones de forma que vaya quedando lo más plana posible. Poner tantas cucharadas – tortillitas como espacio haya en la sartén.

Dejan freír por los dos lados, hasta que estén bien doradas y crujientes. Sacar de la sartén y dejar escurrir las tortillitas de camarones sobre papel de cocina para absorber el aceite sobrante. Repetir la operación hasta acabar con toda la pasta de camarones.

Acompañar de una buena ensalada verde y tomar caliente.

Están deliciosas, crujientes, y lo mejor de todo, es que son tan fáciles de hacer, que no verás el momento de hacerlas de nuevo. Esperamos que os gusten y que compartáis con nosotros vuestra experiencia con esta receta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.